En el país hay una abundante población de hurones; su mordedura puede transmitir rabia y leptospirosis

En el país hay una abundante población de hurones; su mordedura puede transmitir rabia y leptospirosisSanto Domingo, RD
La mordedura de una mangosta o hurón no sólo encierra el riesgo de ser infectado del virus de la rabia sino también el de la leptospirosis, por lo que esta especie, cuya hábitat está garantizada en cualquier zona del país fruto de su rápida adaptación y reproducción, tiene capacidad de hacer daño no solo a los humanos sino a todo el ecosistema.

El hurón fue introducido a las islas del Caribe entre los años 1872 y 1880 desde la India con el propósito de enfrentar una plaga de ratas que afectada los cultivos de caña, el hurón, como se le conoce popularmente ha sido catalogado como uno de los invasores con mayor capacidad de deteriorar el ecosistema, explica el biólogo Luis Carvajal.

Esta semana en el país se registró la muerte de una señora de 77 años del municipio de Miches con diagnóstico de probable rabia humana tras ser mordida por un hurón y el año pasado se registró el fallecimiento de una mujer de 51 años en Santiago por esa misma causa.

SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *