Ana Julia Quezada: “Una mujer fría y calculadora”

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño de ocho años, Gabriel Cruz en febrero del 2018, se auto animaba diciéndose “tranquila, Ana, no vas a ir a la cárcel”, el día en que desenterró el cuerpo del menor en la finca de Rodalquilar (Nijar, Almería), donde días antes cegó la vida del niño a quien apodaban Pescadito.

De acuerdo con un reportaje del periódico español El País, la frase quedó guardada en las grabaciones practicadas por los investigadores en el coche de Quezada, según relató hoy miércoles el teniente de la Guardia Civil instructor del caso en la tercera jornada del juicio a la autora confesa de la muerte del hijo de Ángel Cruz y Patricia Ramírez.

El jurado popular también escuchó decir que la acusada era “fría y calculadora” cuando residió en Burgos con quien fue su marido hasta el 2008, reveló el capitán de la Guardia Civil de la ciudad de Almería, quien recolectó testimonios de los familiares de las exparejas de Quezada, los cuales contaron que ésta en privado solía ser distante, mientras que en público era calurosa.

SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *