«Soy un milagro», asegura «El Puma» tras superar un doble trasplante pulmonar

Con un aspecto envidiable, burlón, cercano, pero sobre todo agradecido, José Luis Rodríguez «El Puma», asegura ser un «milagro» andante, antes de enfrentar un escenario de altura como Quito y a diez meses de superar un doble trasplante pulmonar.

«Para la gente que no cree en los milagros, les digo: Yo soy un milagro», comenta el artista venezolano en una entrevista con Efe, en la víspera de su presentación en la capital de Ecuador a la que seguirán sendos conciertos en Guayaquil y Cuenca.

Pese a la jovialidad que manifiesta con 76 años y tras haber recobrado la vida, reconoce que aunque tenga «los pulmones prestados» siempre le «pega la altura» de los 2.800 metros de Quito.

Aquejado durante años de una fibrosis quística ideopática, dolencia que no tiene cura, en diciembre de 2018 pasó por el quirófano en el hospital Jackson Memorial de Miami después de recibir la mejor noticia, que tenía donante y que tras esperar en el número 25 de la lista había llegado el momento.

Su amigo y compañero Raimundo Santa Marta comenta antes de la entrevista, que 21 pacientes que le precedían fallecieron esperando y que él llegó a la intervención milagrosamente.

«Llegué a utilizar 20 litros de oxígeno», confiesa Rodríguez al explicar que la enfermedad «convierte a uno en un niño de tres años» por la debilidad que padecía a la hora de hacer actividades de lo más cotidianas.

SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *