UN HIJO SECRETO?

putinUn buen día, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, de 62. En concreto, desde el día 5 de marzo.

Durante esos días la prensa de su país especuló con una enfermedad repentina. Hubo quienes apuntaron a que había sido víctima de un derrame cerebral. ¿Qué poderosa razón llevó al mandatario a anular su viaje de Estado a Kazajstán?

Según el diario suizo Blick, el exespía ruso ha estado atrincherado toda esta semana en la Clínica Santa Ana sita en Lugano (Suiza). ¿El motivo? Su novia, la exgimnasta Alina Kabaeva, de32, fue mamá.

La Misión bebé secreto, como ha dado en llamarla el tabloide suizo, ha cobrado fuerza en las últimas horas. La elección de esta clínica –enclavada en un lugar tranquilo del sur del país– se debe a un motivo: evitar que la prensa rusa se haga eco de la paternidad de Putin.

Según el diario italiano Il Corriere Della Sera, muchas mujeres de importantes magnates rusos eligen este centro para dar a luz a sus hijos. Un hecho que ha obligado al hospital a imprimir folletos publicitarios en ruso y a traducir el contenido de su página web a este idioma. No es la primera vez que la clínica Santa Ana ha visto nacer a hijos y nietos de mandatarios. Según el periódico italiano, la hija del excavaliere Silvio Berlusconi, Bárbara, la eligió como el lugar donde alumbrar a Eduardo en 2009.

De confirmarse el rumor acerca de la flamante paternidad del presidente ruso, este sería el tercer hijo de Putin. De su matrimonio con Lyudmila Putina –de la que se separó en 2012– nacieron María (30) y Yekaterina (29). Este sería el primer hijo que tendría Alina a quien, el pasado septiembre, nombró presidenta del consejo de administración del Grupo Mediático Nacional (NMG), un relevante consorcio que engloba cabeceras históricas como ‘Izvestia’ o influyentes canales de televisión como REN-TV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *