Mujer ultimada era asediada por sargento policial

Santiago. Alfa Anwel Rodríguez Olivo, la empleada farmacéutica ultimada a tiros por un sargento policial, quien posteriormente se suicidó de la misma forma, había recibido amenazas de muerte por parte del sub oficial en al menos dos ocasiones.

La denuncia fue hecha por los familiares de Rodríguez Olivo, quienes desconocían si su pariente, de apenas 28 años de edad y madre de dos niños de siete y cinco, llegó a tener una relación sentimental con el suboficial Edwin Miguel Ulloa Corniel.

El hecho sucedió la noche del domingo en un apartamento que mantenía en condición del alquiler en el sector El Linco I, en Santiago. Sobre el sargento Edwin Miguel Ulloa Corniel, de 33 años, se informó que este llevaba 13 como miembro de la uniformada y actualmente se encontraba de puesto en esta ciudad, específicamente en la zona de Nibaje.

SEGUIR LEYENDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *