Enfermera reveló cómo ayuda a morir a pacientes de Covid-19

Con 16 años como enfermera del Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña especializada en cuidados intensivos, Juanita Nittla asume uno de los roles más comprometidos que les toca cumplir a los médicos y auxiliares que atienden a pacientes infectados de Covid-19 en en el Hospital Universitario Royal Free, en el distrito Camden de Londres, Inglaterra.

«Apago el respirador y ayudo a los pacientes a morir en paz», resume Nittla la parte más traumática de su labor diaria. «Desconectar el respirador artificial es parte de mi trabajo. Es algo muy doloroso a nivel emocional. A veces siento que soy responsable de la muerte de esa persona», asegura la profesional, nacida hace 42 años en India.

Nittla está al frente del plantel de 175 enfermeros de la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital. En promedio, cada uno de ellos se ocupa del cuidado de tres internados por coronavirus. Pero si la cifra de casos positivos sigue aumentando, esa proporción podría ampliarse a un asistente por seis enfermos.

Nittla resaltó el caso de una colega suya de 50 años -de un centro de salud comunitario- que se había contagiado y, al no mostrar signos de recuperación, tuvo que ser desconectada en la segunda semana de abril. Nittla se vio obligada a explicar a la hija de la paciente todo el procedimiento que iba a realizar, como la desconexión del respirador y de los tubos que administran los medicamentos de sedación.

«Es triste ver morir a alguien sólo. Tengo pesadillas, me cuesta dormir, me preocupa contagiarme. Todos estamos muy asustados», admite Nittla. La jefa del equipo de enfermeros señaló que el área de cuidados especiales del hospital donde trabaja pasó de tener 34 camas a 60. Hoy, toda esa capacidad está ocupada.

(Clarin)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *