Que fuerte: El tiroteo entre un padre y su hijo fue captado por las cámaras de seguridad de la casa

Cuando Mario Clark, un joven de 26 años de la localidad de Coweta, en Georgia (Estados Unidos), llegó a su casa con un arma de fuego en el bolsillo, este viernes por la tarde, empezó el conflicto familiar. Creyó que no lo notaría, pero su papá descubrió la silueta de la pistola entre su ropa y reaccionó de inmediato. En pocos segundos la disputa escaló y terminó en un tiroteo que quedó grabado en las cámaras de seguridad de la vivienda.

El padre le exigió a su hijo que dejara el arma, pero al ver que el chico no le hacía caso y le apuntaba directamente al rostro, fue a su habitación y sacó su propia pistola. En una escena de gritos, insultos y mucha tensión el hombre echó a Mario de la casa y lo llevó hasta el patio delantero de su vivienda.

El padre estaba detrás de Clark, apuntando con su arma a su hijo y fue entonces que la violencia llegó a su punto máximo.

Tal como se ve en las imágenes, después sacar al muchacho de su casa, el padre debió agacharse y escapar. Su hijo, que está fuera del plano en ese instante, había comenzado a dispararle.

El video continúa con Mario Clark corriendo de regreso hacia el lugar donde estaba su padre sin dejar de disparar tiros. Con su arma en la mano, el padre, cuyo nombre no trascendió, devolvió el ataque. En ese momento el joven trató de cubrirse y volvió a disparar contra su padre.

En medio del caos, el padre llamó al 911, donde aseguró que su hijo le había disparado «varias veces». Minutos más tarde la policía terminó arrestando a Mario.

«El padre vio la huella de la pistola en la ropa de su hijo y fue entonces que comenzó este problema», relató Toby Nix, investigador de la Oficina del Sheriff del condado de Coweta a Fox 5.

Luego explicó que al arribar al lugar se encontraron con el joven todavía allí. «Nuestros agentes de patrulla pudieron hacer contacto con el hombre fuera de la casa y todavía tenía el arma de fuego en ese momento», dijo Nix.

El agente Corey Mauldin, contó a The Atlanta Journal que se recuperaron varios casquillos de bala y se observaron tres agujeros de bala en el frente de la casa. A su vez añadió que Clarke fue arrestado en el lugar y registrado en la cárcel de Coweta, donde se encuentra detenido bajo la acusación de agresión agravada, con una fianza de 8.000 dólares.

En tanto, los agentes dijeron que el padre actuó en defensa propia y no enfrentará cargos

(contexto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *