El tamaño de los penes, cada vez más chicos por la contaminación, pone en peligro a la raza humana

Una científica ambiental aseguró que los penes se encogen y los genitales se deforman debido a la contaminación ambiental.

Al menos así lo expresó la doctora Shanna Swan, en un nuevo libro en los que detalla los desafíos que deberá enfrentar la reproducción humana en los próximos años si no cambia su manera de vivir.

En Count Down (Cuenta Abajo) cuenta cómo las tasas de fertilidad van decreciendo por culpa de los ftalatos, que no es otra cosa que una sustancia química que se utiliza para fabricar los plásticos y que afecta directamente el sistema endocrino, que se encaga de producir la homonas.

La doctora Swan, quien es profesora de medicina ambiental y salud pública en el Hospital Mount Sinai de la ciudad de Nueva York, basó su trabajo en una serie investigaciones revisadas.

SEGUIR LEYENDO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *