La Gobernadora de Montecristi no es política, comete error en enfrentar a Moreno Arias

Puede ser una imagen de 2 personas

Por Daygorod Fabián Sánchez, Educador y Analista Político

La sagacidad política la otorgan los años y la experiencia en estas lides. La teoría que sirve de plataforma para la praxis se obtiene a través de la lectura constante de libros y escritos que faciliten la comprensión de los eventos partidarios.

A todo exponente que llega a estos terrenos le recomiendo que lea Las 48 Leyes del Poder, Las 33 Leyes de la Guerra, El Arte de la Guerra, El Arte de la Seducción, Paraíso Para Perversos, Derecha e Izquierda, Breve Historia de la Socialdemocracia, Crónica de una Transición Fallida, Leyes de la Naturaleza Humana, Maestría, La Ideología Anarquista, en fin entre otros libros.

La finalidad es que la persona cree su propio concepto del comportamiento ideológico político, es evidente que la joven gobernadora no tiene esos criterios bien concebidos ya que llegó a ese puesto por circunstancias de la vida.

Cuando se llega a un puesto con relativa facilidad y sin saber cómo se obtiene el poder, este se pierde (o la autoridad) muy rápido, fruto de que si no se sabe cómo se llegó mucho menos se sabe cómo mantenerse, tal cual lo manifestó Maquiavelo en su obra cumbre El Príncipe.

Moisés Naim, en el Fin del Poder, lo describe a la perfección: es muy fácil llegar a ocupar una posición de importancia, pero más fácil es perderla.

La Joven Gobernadora Nelsy Cruz no es anticuaria en el manejo ni político ni protocolar, por que olvida que su puesto depende de un lapicero, mientras que el Senador, malo o bueno, tiene su período asegurado durante cuatro (4) años.

Me parece que Moreno Arias no tiene una concepción filosófica ni ideológica de la política, pero es pragmático y sabe trabajar en el campo de batalla, aunque juegue a la suerte en la mayoría de las ocasiones.

Nos agrade o no él se parece al pueblo y el pueblo a él, pero la gobernadora es notoria la clase social de donde proviene.

Es axiomático que ella confunde liderazgo con poder. Su poder es efímero, no tiene cimientos sólidos por lo tanto se vislumbra un debut y despedida al ritmo que van las cosas.

Parece que nadie le ha dicho que el PRM solo tiene mayoría simple en el congreso y no la mayoría calificada, para casos especiales (2/3 partes), por tanto el Senador cobra importancia capital para la aprobación o rechazo de proyectos de vital jerarquía para el ejecutivo. Ella es prescindible, el Senador en esta coyuntura no

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *